Confieren Orden Monseñor Julio Urrego a cinco personalidades de la región

Condecorados se sintieron enaltecidos con dicha distinción
Condecorados se sintieron enaltecidos con dicha distinción

Prensa ORI.

Joly Davalillo

Los  presbíteros Jesús Martínez y Arling Moreno, junto a Ángel Blanco Ventura, Fernando Blanco y Edelmira Urrego recibieron la Orden Monseñor Julio Urrego, en su única clase, en la Basílica Menor de El Carrizal.

A dos meses del cambio de paisaje, la gobernación del estado Falcón rindió homenaje póstumo al Padre Julio Urrego, condecorando a estas cinco personalidades que han mostrado su servicio al pueblo.

Al sentido homenaje, que se realizó una vez culminada la misa de Anunciación de María,  oficiada por el arzobispo Mariano Parra, asistió la secretaria General de Gobierno, Olisarith Polanco en representación de la gobernadora Stella Lugo y la directora de la Oficina Regional de Información, Ana Romero, quienes presiden  el Consejo de la Orden Monseñor Julio Urrego.

Antes de la condecoración se ofició una misa de Anunciación de María
Antes de la condecoración se ofició una misa de Anunciación de María

Olisarith Polanco manifestó que el padre Julio Urrego siempre será un referente en el estado, quien a pesar de venir de otras latitudes, se instaló aquí para servir al pueblo.

Indicó que esta Orden tiene como objetivo reconocer el  mérito de las personas e instituciones que han contribuido en la formación y desarrollo del estado Falcón.

Por su parte, el padre Arling Moreno, rector encargado del Santuario de la Virgen de Guadalupe de El Carrizal, en nombre de los condecorados, dijo que la distinción los motiva a esforzarse aun más en la lucha por los más necesitados, ser más espirituales; y en lo particular, ayudar para que cada día más se enfatice la espiritualidad en el santuario mariano.

Representantes del Consejo de la Orden junto  al arzobispo Mariana Parra junto
Representantes del Consejo de la Orden junto  al arzobispo Mariana Parra junto

Previo al homenaje póstumo, el arzobispo Mariano Parra, durante la eucaristía, manifestó que las personas que dicen  tener fe en Dios, como la tuvo María,  deben estar abiertas a conocer la voluntad de Dios y a cumplirla.

“Debemos pedirle todos los días al Señor que nuestra fe no sea una fe de pura palabra que se lleva el viento, sino una fe que lleve a cada uno de nosotros a estar dispuestos a conocer y cumplir la voluntad de Dios” reiteró.

______________________________________________

Condecorados

orden-4Fernando Blanco, miembro activo del Santuario 

“Esta es una condecoración que enaltece.  A mi particularmente, me llena de orgullo que se haya tomado mi nombre en consideración. Aspiro que todos aquellos que conocimos al Padre Julio tengamos el valor de  seguir su obra y mantenerla en el tiempo”.

orden-5Ángel Blanco Ventura, ingeniero del Santuario

“Es un honor que me hayan otorgado esta condecoración, porque lo conocí. Fue mi padrino, amigo y guía espiritual.  Me enseñó a tener fe, creer y a superar las dificultades sin perder la fe”.

 

Fotos Víctor Gutiérrez