3 de agosto de 1806: Flamea la Bandera Libertaria en La Vela de Coro

CINTILLO en linea con stella (4)
Stella Lugo
Finalmente, Miranda había logrado materializar una expedición libertaria sobre su tierra de origen, tras años de esfuerzos: dibujar en el terreno de las ideas el magno proyecto, montar un entramado de nexos con lo más granado de la intelectualidad de los territorios sometidos por el colonialismo español, invertir tiempo en antesalas y reclamar apoyos para emprender la lucha por la Independencia, en medio de las contradicciones del mundo colonial.
Le tocó superar innumerables vicisitudes para arribar a las costas de Coro, el primero de agosto de 1806. Incluso, las fuerzas de la naturaleza conspiraron, con un fuerte oleaje, retrasando hasta el día 3 el desembarco en La Vela de Coro.
Atrás había quedado la desventura de no poder arribar a Ocumare, meses antes, impedido por una defensa colonial advertida con anterioridad de su avance hacia estas tierras.
Al periplo europeo en el cual no consiguió mayores ayudas, le siguieron los contactos en Estados Unidos, país donde había vertido esfuerzos por su independencia unos años antes, para lograr ensamblar una pequeña fuerza que luego complementaría en Haití, y de ahí marchar a lo que fue su primer destino: Ocumare, donde sufrió un revés que lo obligó a retornar a Las Antillas y recomponer la fuerza con la que el 3 de agosto desembarcó en La Vela de Coro, coronando la primera fase de aquel propósito acariciado por décadas con gran empeño, tenacidad y perseverancia. Ese propósito que merece ser valorado con mayor justeza, tal como se ha hecho ahora, cuando se cumplieron los 200 años de la desaparición física del Caraqueño Universal.
En tal sentido, comparto el juicio del historiador Vladimir Acosta, quien en unas notas compiladas en el texto “Venezuela Rebelde”, publicado recientemente, califica a esa gesta como el inicio de la lucha independentista, a diferencia de la caracterización realizada por la historiografía tradicional que lo describe como un simple movimiento precursor.
El Miranda que desembarca del Leander viene armado de un proyecto de Patria Grande, trae consigo bandera e imprenta, principalísimas armas ideológicas para la liberación del territorio contra el yugo colonial. No obstante, confrontó la estigmatización de los agentes del imperio español y, especialmente, de la iglesia católica, que infundieron temor a la población, endilgándole los calificativos de “ateo”, “infiel”, “forajido”, “demonio”, entre otros, elementos que le impidieron continuar adelante en esa primera gesta.
Pero, nada de ello implica subvalorar el papel de su llamamiento, recogido en la “Proclamación a los Pueblos Habitantes del Continente Américo-Colombiano” que dictó desde su Cuartel General establecido en Santa Ana de Coro, edificación que se conserva en el casco histórico de esta hermosa ciudad. Las ideas expresadas en esta proclama resurgen poco tiempo después en los acontecimientos que consolidan la Independencia, a saber: 19 de abril de 1810 y 5 de julio de 1811; además, acompañan los discursos políticos más trascendentes y los hechos que materializan la Independencia.
Por estas razones, y en reconocimiento a la personalidad histórica universal de nuestro héroe, he procedido a crear la “Orden Almirante en Jefe Francisco de Miranda”, en su única clase, con el propósito de destacar la labor de aquellas ciudadanas y ciudadanos que con su esfuerzo hayan exaltado los valores y las luchas impulsadas por el prócer de América, Francisco de Miranda, como son la batalla por la Independencia de la Patria y su idea integradora de las naciones de nuestro continente.
Tomé esta decisión por el reclamo del momento histórico que transforma la lucha anticolonial de Miranda y patriotas de entonces, en lucha antiimperialista de las y los patriotas de hoy. La historia que editamos hace más de doscientos años todavía tiene sus páginas abiertas, seguiremos escribiendo en ellas hasta cerrar el ciclo necesario de nuestra Segunda y Definitiva Independencia.

¡Miranda Vive en la Patria Grande que lucha!