Supervisarán a bodegueros con código Makro para evitar el bachaqueo

La gobernadora sostuvo reunión con los gerentes de Makro y los alcaldes bolivarianos.
La gobernadora sostuvo reunión con los gerentes de Makro y los alcaldes bolivarianos.

Prensa ORI

Joly Davalillo

Bodegueros que tienen códigos  de Makro Coro y Paraguaná serán supervisados a fin de verificar que la mercancía adquirida en el establecimiento sea expedida  a precios justos.

Así lo dio a conocer la gobernadora Stella Lugo, tras reunión este lunes, con los gerentes de las dos sucursales, Adriana García y René Atacho, respectivamente, junto a los alcaldes y alcaldesas bolivarianos.

La gobernante instó a acabar con los bachaqueros y acaparadores, por lo que pidió a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) y el  pueblo estar pendiente de los bodegueros que tienen código de este establecimiento y venden a precios especulativos.

En cuanto a la supervisión de los bodegueros, la mandataria regional explicó que los alcaldes, a través de sus directores de Hacienda Municipal, tendrán la responsabilidad de solicitar y verificar el número de bodegas con códigos que efectivamente están  funcionando. Si no tienen el aval de la alcaldía que están vendiendo a precios justos, no podrán seguir haciendo uso del código Makro.

La empresa, de igual forma ha venido supervisando a sus clientes para verificar que cumplan los requisitos para el código.

Además –refirió- hablaron de la posibilidad de crear empresas municipales que puedan adquirir sus códigos del Sistema Integral de Control Agroalimentario (Sica) y  de Makro para,  junto al pueblo organizado, hacer la distribución de alimentos.

En este sentido, Lugo destacó que la empresa Makro está dispuesta a ceder parte de su mercancía para apoyar la distribución de alimentos en las comunidades.

Por su parte, José Luis Iglesias, alcalde del municipio Los Taques, celebró las medidas que buscan proteger al pueblo de los especuladores  y el contrabando de extracción que “como zona costera nos afecta”.

Indicó que desde la Alcaldía de los Taques, han solicitado las solvencias y verificado in situ si están funcionando. “Muchos de los que tienen  códigos son bachaqueros legalizados, gente que no tiene ni siquiera una bodega”, denunció.

En cuanto  a  las acciones asumidas para mejorar el abastecimiento de alimentos en su jurisdicción, Iglesias  indicó que ya cuentan con  guía para traer productos desde cualquier parte del país.

Las autoridades destacaron que estas acciones forman parte de la Gran Misión Abastecimiento Soberano (Gmas) para mejorar la distribución de alimentos y proteger al pueblo de los bachaqueros y especuladores.

Fotos: Carlos Vielma