Arzobispo Mariano Parra: el mejor homenaje al Padre Julio es seguir su ejemplo

 

El arzobispo Mariano Parra presidió la eucaristía
El arzobispo Mariano Parra presidió la eucaristía

Prensa ORI

Joly Davalillo.-

El arzobispo Mariano José Parra Sandoval presidió la eucaristía de las exequias de monseñor Julio Urrego en la Basílica Menor del Carrizal donde fue despedido por niños y niñas,  jóvenes, adultos, cristianos, religiosos, sacerdotes que formaron parte de su loable servicio durante sus más de 50 años de vida diocesana en el estado Falcón.

Gobernadora Stella Lugo rindió honores al Padre Julio
Gobernadora Stella Lugo rindió honores al Padre Julio

La gobernadora Stella Lugo junto a la secretaria general de gobierno, Olisarith Polanco; el alcalde del municipio Miranda, Pablo Acosa; el mandatario de Colina, José Martínez; el comandante de la Zodi, vicealmirante Víctor Prieto Sangronis, y el concejal Jesús Montilla Palencia; junto a otras autoridades, acudió a despedir físicamente al Pastor, como  fue conocido por su amor, entrega, pasión en sus labores de embajador y promotor de la fe por nuestra Virgen de Guadalupe.

A las 3:30 de la tarde llegó al Santuario del Carrizal  escoltado  por funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y la Policía del estado Falcón, una vez fue velado en capilla ardiente en la Iglesia Santísima Trinidad en Coro desde el 23 de enero cuando fue llamado al encuentro con Jesús.

FANB y Policía  de Falcón escoltaron el cuerpo del Padre Julio
FANB y Policía de Falcón escoltaron el cuerpo del Padre Julio

Durante la eucaristía el arzobispo Mariano Parra manifestó su sorpresa de ver a tantas personas llorar la partida física y material del monseñor Julio Urrego, lo que demuestra el amor que sembró en su pueblo.

Recordó que como cristianos “debemos tener dentro de ese dolor y ese sufrimiento que causa la muerte  de todo ser querido, esa luz de esperanza que solamente Jesucristo nos puede dar”.

Sacerdotes falconianos despidieron a su guía espiritual
Sacerdotes falconianos despidieron a su guía espiritual

En ese momento rememoró las palabras que Jesús le dijo a Martha cuando iba camino al sepulcro donde yacía Lázaro: “no crees Martha, ¿acaso no crees Martha?”, puesto que anteriormente  le había dicho: “Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mí aunque haya muerto vivirá y el que está vivo y cree en mí no morirá para siempre”,  con esas palabras aseguró que  Jesús nos trasmite esa confianza de que Julio Urrego física y materialmente se separa de nosotros, pero que su vida no ha terminado.

“Yo creo que el mejor homenaje que todos nosotros le podemos hacer, es seguir su ejemplo, entregarnos por entero al servicio de Dios y de nuestros hermanos, entregarnos por entero a evangelizar, entender como lo entendió él que nuestra principal misión es llevar el evangelio de Jesucristo, llevar la buena nueva de Jesucristo a todos aquellos que lo necesiten y con esa buena nueva ir transformando con nuestro trabajo sencillo de hormiguitas nuestra sociedad, en una sociedad más justa, más humana, más fraternal”, concluyó la máxima autoridad diocesana en Falcón.

Honores al Padre Urrego en la Basílica Menor del Carrizal
Honores al Padre Urrego en la Basílica Menor del Carrizal

Antes de despedir la eucaristía anunció que el sacerdote Arli Moreno fue nombrado rector encargado de la Basílica Menor del Carrizal, puesto que el santuario no puede quedar sin representante.

También fueron decretados 9 días de duelo en todas las parroquias  del territorio falconiano, donde se celebrarán misas como parte del novenario en honor al Padre Urrego.

Julio Germán Urrego Montoya fue despedido en el panteón del Carrizal  con cantos en un momento que dejaba ver la nostalgia y dolor de un pueblo que llora la partida física de un hombre entregado en cuerpo, alma,  corazón y vida a las  causas justas, llevando su palabra de aliento.

 

El pueblo de luto

La secretaria general de gobierno, Olisarith Polanco, en declaraciones a los medios de comunicación, expresó que el pueblo de Falcón está de luto, porque se “nos ha ido un gran pastor y guía espiritual”  que dedicó más de 50 años de su vida al servicio del pueblo falconiano.

“La gobernadora Stella Lugo nos ha instruido que continuemos con ese legado que del padre Julio y que forma parte de todo el pueblo falconiano como la devoción por la Virgen de Guadalupe. Todos, tanto quienes ejercemos funciones públicas como los ciudadanos en general, tenemos la responsabilidad de continuar el trabajo inmenso, bonito  que venía realizando el padre Julio”, expresó  Polanco al exaltar los valores y principios arraigados del Padre Julio.

Testimonios de amor

Reifer de Torres
Reifer de Torres

 

“Él fue como un padre, hermano, consejero que nos deja unos valores morales muy encestados, porque él se ocupó mucho de formar la gente, jóvenes de formarnos como cristianos”.

 

Juan Carlos Revilla
Juan Carlos Revilla

 

El padre Urrego fue como mi papá, le agradezco inmensamente todo el apoyo que me brindó, me dejó la enseñanza de hacer las cosas con empeño, dedicación y con mucho amor al prójimo”.

 

 

 

Padre José Antonio Briceño
Padre José Antonio Briceño

 

“El padre Urrego es un ejemplo de entrega, de tesón, de trabajo y sobre todo de amor, siempre tenía una palabra oportuna para todas las personas que se acercaban a él. Nos deja ese gran amor por la Virgen Morena”.