Mayo llegó para hacer historia. ¡A Constituyente pueblo bolivariano, hay que avanzar en nuestro objetivo mayor: la Patria Socialista!

cintillo-en-linea-con-stella-listoStella Lugo

Nuestro presidente Nicolás Maduro Moros ha presentado al país lo que venía anunciando, calificado por él mismo como un “nuevo desencadenante histórico” para la etapa en que hemos entrado: ha llamado a Constituyente. Han sido sorprendidos quienes todavía, hoy, desconocen aspectos sustantivos como el cambio de cualidad que se operó en nuestra democracia, a partir de la refrendación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en 1999, donde la representatividad cedió su espacio al protagonismo de las mayorías, con posibilidades novedosas, tales como convocar referéndum o llamar a Constituyente, cuando las circunstancias así lo reclamen. Se quejan quienes modificaron el concepto del “Gobierno del Pueblo” por la representatividad, como formula liberal para controlar y oprimir a las mayorías, razón por la cual les espanta cualquier asomo de Democracia Popular.

De tal forma que, apoyándose en los Artículos 347 y 348 de la Constitución Bolivariana se convoca una Constituyente para que sean las propias instancias del Poder Popular, la sociedad organizada, la que profundice en el horizonte social y político que aspira transitar, en legítimo ejercicio de la Democracia Protagónica; como una fórmula viable de garantizar las conquistas sociales que nuestro pueblo ha obtenido durante estos años de proceso bolivariano, como fórmula no violenta de superar un momento político, donde sectores intolerantes de ultraderecha, desestimando las reiteradas propuestas formuladas por nuestro gobierno de búsqueda de una solución dialogada, se lanzaron a transitar el camino de los focos de violencia armada con el propósito de liquidar al proceso bolivariano.  El país conoce cuales partidos han dicho con desparpajo que no irán a elecciones sin antes derrocar al Presidente o lo que es lo mismo: quienes NO quieren elecciones; son los mismos factores que bajo ningún respecto quieren Constituyente popular; exactamente, los mismos que con su accionar descabellado han colocado al país al borde de la guerra civil. La constituyente es la forma de diálogo más conveniente para La Paz.

Las y los patriotas ratificamos nuestra convicción de luchar por la defensa de lo conquistado, librando al tiempo la batalla por la preservación de la Paz y, esa es, sin duda, la aspiración de la mayoría de la población. Hemos emprendido, a paso redoblado, el camino de la movilización y la respuesta popular ratifica de qué lado está la mayoría del Pueblo. De ello habla la gran concentración bolivariana del 19 de abril en la Avenida Bolívar de Caracas y la portentosa movilización que el día 25 de abril de 2017 plenara importantes espacios de Coro. Fortificamos, además, el camino de la organización social donde podemos exhibir con satisfacción el éxito del I Congreso Articulador de Mujeres de Izquierda, efectuado en Falcón los pasados días 28,29 y 30 de abril.

Sí, el fin de semana pasado estuvieron congregadas en Coro delegaciones de mujeres de distintas regiones del país, quienes previamente habían efectuado encuentros estatales y que, al lado de compañeras luchadoras de distintas nacionalidades, se juntaron acá para deliberar sobre las distintas opresiones que la sociedad patriarcal y de clases ha impuesto al género femenino. No se trató solo de evidenciar el sojuzgamiento, la opresión, la explotación de la mujer, sino de ratificar, a la vez, nuestra disposición a la lucha para superar tal estado de cosas. Intensos debates y mejores conclusiones para ir a la lucha, en un primer paso constituyente. Las Mujeres de Izquierda han definido con precisión durante este I Congreso cuál es el momento político en que nos encontramos, evidenciando con claridad de dónde provienen los ataques a la nación venezolana e inscribiendo nuestras luchas presentes y futuras contra la opresión de género en la lucha global de los pueblos contra distintas opresiones que afectan a la humanidad en su conjunto.

Hemos combinado el trabajo de gestión, enfrentando distintas formas de sabotaje con el trabajo organizativo y de movilización. Tareas tan variadas como superar diversos problemas de infraestructura, que sería largo enumerar, como inaugurar, atendiendo a la invitación formulada por el Rector Rafael Pineda Piña, a quien le reconozco la iniciativa de crear espacios para la formación ideológica del pueblo al comenzar la Cátedra Libre Fabricio Ojeda de la Universidad Politécnica Territorial Alonso Gamero e invitar para susesión de apertura al reconocido intelectual Iñaki Gil de San Vicente, quien disertó sobre Problemas del Capitalismo Global, tema de gran pertinencia ante coyuntura. Y, el Congreso Articulador de Mujeres de Izquierda, al que le dimos particular importancia, en tanto al rol que posee el movimientode mujeres en una sociedad donde recaen sobre nosotras los mayores pesos. Me siento profundamente satisfecha por las conclusiones a que arribó dicho Congreso, muchas de las cuales nutrirán el futuro debate constituyente.

¡Pueblo es Constituyente, Constituyente es Soberanía, Soberanía es Revolución!