Alí Primera: “Que mi canto no se pierda”

Prensa Zona Educativa Falcón

Lesbia Rodríguez.-

Alí Primera, el canta autor de la música popular e ideario de pensamientos revolucionarios, aún viven en la dimensión humana latinoamericana que hace despertar y reflexionar hasta concebir pasos certeros hacia una patria humanista y socialista que convergen desde la década de los años 70, cuando surge un movimiento social y político expresado en ilustres letras en el que el cantor de la patria inspiró a creadores, cantores, poetas y pintores.

El Panita Alí”. Los valientes que cambian el paisaje

Uno de los iconos de este movimiento como el cantor del pueblo, Alí Primera, principal exponente de la Canción Necesaria en Venezuela, que todavía después del trágico accidente de la madrugada del 16 de febrero de 1985, continua en la memoria del pueblo falconiano, que en su letra refleja mas allá de sus ideales, canciones poéticas consagradas en nuestro país y los países latinoamericanos.

El estado Falcón, cuna del padre cantor, nacido en tierras corianas, con la brisa y el cantar del chuchube conjugaban las cuerdas de su cuatro emitían un ritmo de tesón y esperanza para un país pujante con senderos gloriosos de un canto vivo de la patria, legado que llevan las mujeres y hombres heroicos en su transitar. Falcón se emerge cada año avivando su osadía con su canto y claveles rojos, todos juntos de corazón a un bravo pueblo.

Que mi canto no se pierda”

A sus 33 años de su siembra que despertó desde el estado Falcón, hacia Venezuela y el mundo, se extendió su música con una visión consagrada que se ha cumplido con el anhelo de Alí, “Que mi canto no se pierda”. Pues el pueblo falconiano continúa difundiendo su legado y elevando al glorioso sus ideales y su canto seguirá “Abriendo Brecha”.

Únete a este sentimiento, junto a los “Panitas de Alí”, con puño en alto, bañado de luz de brillo rojo para que su canto inunde con pasión una mágica sonora de las cuerdas de su cuatro. Es por ello que se desplegará una serie de actividades escolares alusivas  como las artes plástica, cantata, exclamaciones, poemas, danzas, marcha en Coro al monumento en Caujarao e igualmente marcha de los claveles rojos hacia su morada en Punto Fijo.

Américo Guanipa

Promotor de Arte y Pedagogía. División de Cultura

Zona Educativa Falcón

Pequeños rostros se cultivan en el escenario

Con unas pinceladas, docentes apuestan en escena la creación del Movimiento Estudiantil Alí Primera, a través del Programa “Alí va a la Escuela”, implementado por el Ministerio del Poder Popular para la Educación, lo conforman niños, niñas y jóvenes de los diferentes Niveles y Modalidades de las instituciones educativas del Estado, se desarrolla en cuatro áreas creadoras que ilustran y salvaguardan la cultura de un pasado inmortal, que muestran expresiones artísticas en danzas, teatro, música y artes visuales.

Este ilustre movimiento fue creado en el año 2014, actualmente se manifiestan ciento cincuenta participantes entre docentes, solistas, ejecutantes de instrumentos y el grupo magisterial, se centralizan en la figura de Alí, evocando su legado, convirtiendo su sentimiento de un pueblo en la canción necesaria que aún se cultiva su canto, lección que atesora  vivencias que marcó un antes y un después.

Richard Hernández

Historiador

Continúa la siembra del Padre Cantor

Lo que nos dejo Alí

Con su mágica pluma, el historiador codifica a cada frase que describe la cotidianidad y la idiosincrasia del quehacer que expresa el sentimiento nacionalista del cantor, que hilan e hilan un espejismo de lucha, protesta, combate y de esperanza que invita a la conciencia patriótica del umbral de la naturaleza, evocando la voz solidaria del libertador acobijando con la necesidad del futuro.

La prosa y el verso de Alí Primera, son vivencias convertidos en ecos que emite al vuelo de la esperanza al encuentro con la dignidad, la ternura, el amor, la solidaridad y la hermandad, esencia necesaria en la humanidad en la construcción de la conciencia patria y alcanzar como saeta la voz de la poesía en conquista de Latinoamérica. El llamado a la lucha, es despertar de la conciencia y la búsqueda del camino de “La Revolución.

Richard Hernández, asegura que cada letra expresada por Alí, enuncia sus Reminiscencias, siendo sombras que van y vienen rumbo a la esperanza, el ataque a la inconsciencia y el canto afectivo de la revolución. Lo más sensible, lo más tangible de la humanidad, la entrega al sentimiento del pueblo, un canto más sublime es la profecía del amor.

Encarnados sus pensamientos puestos en una mirada visionaria que potencia sus vivencias en poesías vinculadas e inspiradoras hacia movimientos políticos, cantores y pintores. Me pregunto ¿El cantor es un educador del pueblo?, ¿Su canto puede integrar los pueblos latinoamericanos?, ¿Su canción es un instrumento para defender las luchas sociales? esto me incursiona a ser trasmisor de planteamientos como tesis a un pueblo. …“Dicen que jinete y cabalgadura andan en busca de la canción de la victoria. La canción necesaria es lengua de un pueblo”. (Contracarátula del disco al pueblo lo que es de Cesar, 1981).

¡Nunca morirá el cantor Alí Primera! Nunca se callará tu voz… Camarada.

Alexander Torres

Cultor.

Instituto de Cultura del estado Falcón – INCUDEF.

Aliados a la siembra

Con una mirada vivaz, ojos color verde intenso y con un acento andino, rodeado de representaciones pictóricas de varias formas y colores que saturaban el espacio. Alexander emocionado, recordó el transitar de su vida en San Cristóbal, estado Táchira, en los años 1976, compartió varios horizontes con el grupo Tepuy, Michel Angarita, Rafael Armas, Pedro Roa y Pablo Emilio Calderón, se inspiraron en las ilustres letras del cantor de la patria Alí Primera, con un estilo protestante, comunista y socialista.

“Así, transcurrió el tiempo, con el grupo Tepuy, llevamos nuestra misión de afinar las cuerdas y representar a un mundo de letras inspirado en el poeta, ofreciendo un canto efusivo en países como  México, Perú, Argentina, Brasil y Bolivia.

Anécdotas. “En el año 1978 “Una tarde en San Cristóbal, en la Plaza de Toros, asistí a un concierto del cantor, allí estaba con su cuatro que vibró con su canto en tarima en el que desperté de un sueño que lloré y lloré hasta que logré cantar y tocar con mi mandolina con Alí”. “Pues la mandolina se encuentra guardada en la bóveda del Banco de Venezuela de San Cristóbal”.

Con una mirada brillante y lejana. Alexander, continúa y cuenta que cuando fallece el cantor del pueblo, compuso una canción titulada “Brío Bolivariano”. “Recuerdo mi transitar entre música y cuerdas, disfruto de sus canciones porque su canto vive”.

Recuerdo estas letras de mi propia autoría. “Alí camarada amigo cuantas verdades dijiste, los poemas que escribiste buscando la libertad bajo los escombros dormidos de un pueblo en resequedad, que libertad, ni que libre promete, los vende patrias, yo quisiera que Bolívar regresara a mí país para que apunte el cañón y nos vuelva libertad”. (BIS).

“Con muchas ganas de conocer la tierra de Alí, me vine desde San Cristóbal a Falcón, me quede encantado con el chuchube, el silbar del viento, la Paraguaná seca, el chivo, la comida criolla, me quede sembrado desde hace 20 años en su tierra árida llena de versos y poemas. Su canto sigue vivo”.

Letras inspiradas de su tierra seca y árida que lo formó

Alí Primera

“Yo soy campesino en mi formación, en la vivencia principal del hombre; su infancia, su música de pájaros, de vientos del norte y del sur, del este; en los árboles de Paraguaná seca, pero al mismo tiempo de la Paraguaná entrañable, musical, solidaria; cantos de los campesinos en la siembra, cantos de la cruz de mayo; salves, merengues, valses, con viejos clarinetes y violines; cuatro con cuerdas de tripa de chivo. De allí surge el canto, de allí nace el canto que me llenó el espíritu y el alma”. (24 de enero de 1985).

Fotos: Cortesía