Gobierno libra lucha sin cuartel contra el acaparamiento y la especulación

 

Prensa ORI

Gustavo Rubio

Una lucha sin cuartel que ha permitido recuperar 200 toneladas de alimentos y colocarlos al alcance del pueblo a precios regulados, es la que actualmente libra el Gobierno Bolivariano con la activa participación de los organismos de seguridad, el pueblo organizado y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Informó la gobernadora de Falcón, Stella Lugo, que hasta ahora “hemos realizado 169 operativos contra los acaparadores y la especulación, dando como resultado el decomiso de 200 toneladas de alimentos, las cuales, mediante, ventas programadas, han sido puestas a disposición del pueblo falconiano”.

“Le hemos dado duro y así continuaremos”, aseguró la primera mandataria regional, quien citó la reciente juramentación de la Red de Defensoras y Defensores de la Seguridad y Soberanía Agroalimentaria del estado Falcón, como otra acción orientada a fortalecer la labor realizada en beneficio del bienestar y acceso a los alimentos de la población venezolana.

Aquí participamos todas y todos -los consejos comunales, los distintos niveles de gobierno y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana-, indicó Lugo, pues “el propósito es solo uno, garantizar que el pueblo pueda adquirir los alimentos y dar el combate frontal a quienes pretenden jugar con el hambre y necesidades de nuestra gente”.

Por su parte, el comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral Falcón, C/A Edglis Herrera Balza, reafirmó el compromiso de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), en el sentido de “mantenernos y siempre estar al lado del pueblo, garantizando que nunca mas habrá un soldado que levante su arma y dispare contra las masas de mujeres y hombres venezolanos”.

Nuestra institución tiene ahora un nuevo enfoque, los militares también somos pueblo y de él venimos, expresó Herrera Balza, “así que cuente la colectividad con todo nuestro respaldo y la seguridad de que haremos lo que corresponda para defender los intereses de la Patria ante las voraces fauces imperiales”.