Miembros de Agitación y Propaganda del PSUV Falcón repudian asesinato de Robert Serra

Prensa PSUV Falcón.-

Miembros de la Comisión Regional de Agitación, Propaganda y Comunicación (APC) del PSUV Falcón repudiaron el vil y cobarde asesinato del camarada y diputado a la Asamblea Nacional, Robert Serra, así como de la militante María Herrera.

Acompañado de los coordinadores regionales de APC y Movimientos Sociales, Néstor Ocando y Kile Baldayo, respectivamente, así como miembros de las estructuras municipales y el Frente Francisco de Miranda, el coordinador regional de Agitación, Propaganda y Comunicación de la Juventud psuvista, Efrén Borges, expresó su sentir y repudio por el asesinato de los ejemplares jóvenes revolucionarios, miembros de la generación de oro.

 “Desde el estado Falcón, todos los miembros que conformamos en sus distintos niveles, regional, municipal y parroquial de APC, estamos consternados ante esta lamentable perdida para la revolución y el país”, señaló Borges.

El dirigente de la Juventud falconiana describió al diputado Serra como un luchador inalcanzable, que con su alegría, su gesto amoroso con el pueblo, con pasión de Patria, eficiencia y eficacia, demostró no tenerle miedo a ningún imperio.

Asimismo resaltó, que Robert Serra asumió la responsabilidad de dar la vida por defender el legado del Comandante Chávez, por defender la paz y la tranquilidad de Venezuela  y por defender y acompañar al Presidente  Nicolás Maduro, dando la batalla día a día.

“Nuestro llamado es a que mantengamos calma y confiar en las instituciones del estado que están ganadas a conseguir a los culpables, entendiendo que los chavistas nacimos para vencer y no para ser vencidos”, indicó el vocero de la Jpsuv.

Dijo que esta lucha no muere con la desaparición física de Serra y el Comandante  Chávez, más bien los encaminas a reforzar acciones por los caminos fieles de la revolución.

Borges puntualizó que sólo queda dar lo mejor de sí para seguir adelante en esta lucha, para llevar a cada uno de los hogares de Venezuela la mayor suma de felicidad posible, “siempre teniendo en la mente y en el corazón la inspiración divina de aquellos grandes camaradas que se han ido pero que siempre estarán acompañándonos en las grandes luchas y batallas”.